Vivir a la sombra de un árbol: Hotel Miramar y Jardines

Desde fuera o desde dentro, desde cualquier parte del edificio que miremos, no es fácil poder recibir una lección magistral sobre el Gran Hotel Miramar de Málaga, de alguien más experto que nuestra amiga Josefa Carmona. Ella conoce como nadie los elementos característicos y las fuentes de Fernando Guerrero Strachan, arquitecto del Hotel Príncipe de Asturias inaugurado en 1926. Todo lo estudió, lo fotografió, lo comparó, lo analizó y memorizó y hoy nos lo ha enseñado.

Miguel Ángel Peláez paseó por los jardines y sufrió por los árboles que allí había y hoy nos los ha enseñado y está contento porque algunos han sobrevivido y ahora están acompañados por otros más jóvenes y una gran variedad de plantas y flores que han venido a hacerles compañía.

 

De todo el conjunto, de edificio y jardines y de la sabiduría de nuestros acompañantes, disfrutamos entre amigos.

 

“Vivir a la sombra de un árbol: “Museo Aeronáutico de Málaga

Dentro del ciclo  “Vivir a la sombra de un árbol”, el sábado 11 de noviembre visitamos el Museo Aeronáutico de Málaga.

Se trata de un museo situado en el primer aeropuerto de Málaga, en la terminal de pasajeros original, que quedó en desuso tras su expansión moderna a partir de la segunda mitad del siglo XX. La primera terminal, construida por Luis Gutiérrez Soto en1948, fue reabierta al público como museo en 2009. El complejo ha pasado de ser la pista de aterrizaje de El Rompedizo a la primera Terminal de pasajeros, posteriormente alojó el Aeroclub del Aeropuerto de Málaga y finalmente  es sede del Museo actual.

Nos acompañó un equipo de personas pertenecientes a la Asociación de Amigos del Museo que nos fue explicando todas las exposiciones: acoge más de 4.000 piezas relacionadas con la historia de los aeropuertos y de la aviación que ellos mismos han restaurado.

Conocimos el modo de viajar en los años 50: la histórica recepción de pasajeros donde eran pesados, los menús, los trajes; distintos modelos de aviones, relojes, interruptores; centro de documentación de prensa, salón de actos, maquetas del aeropuerto, sala de recuerdo de grandes aviadores, entre ellos Carlos Haya, Jorge Loring, García Morato; restos arqueológicos, estación meteorológica, torre de control, sala de restauración…Pudimos observar la evolución de los uniformes del personal de vuelo, conocer una caja negra, visitar el interior de las aeronaves, el Convair 440, un DC3, un Beech craft y la cabina de un DC9, incluso utilizar sus mandos, ¡y disfrutar de dos vuelos virtuales!

Agradecemos a todo el equipo las atenciones de que fuimos objeto, su amabilidad e interés, que nos permitió admirar el gran trabajo que allí se hace. Fue una mañana de sábado muy amena y provechosa.

Paseo otoñal por los Montes de Málaga y visita al lagar de Torrijos

El sábado 28 de Octubre realizamos el paseo otoñal por los Montes de Málaga que teníamos programado: en primer lugar, visitamos el Mirador Vázquez Sell donde nuestra Asociación tiene una plantación que cuida el Grupo Forestal y que está compuesta por las siguientes especies: encinas de  crecimiento acelerado, almeces, madroños, pinos piñoneros, cornicabras, sabinas, quejigos, etc. Aprovechando las vistas que rodean este entorno, nuestro Amigo Antonio Martín  nos introdujo en la historia de los Montes explicando su división administrativa (partidos rurales), el río Guadalmedina, lagares (Jotrón y Contadoras), viñedos, la aparición de la filoxera, y la repoblación forestal.  Desde allí, continuamos en  un pequeño recorrido por la “Umbría de Contadoras” para ver una de las pocas minas de agua que todavía se conservan y que servían para abastecer de este escaso recurso a los distintos diseminados que existieron en este seco territorio.

A media mañana nos desplazamos al Lagar de Torrijos que, construido en 1842, está destinado a museo en representación de los 995 lagares que existieron en nuestros Montes.

Tenemos que agradecer a Jesús Sarasola,  guía del Museo de la empresa Educare Aventura, las detalladas explicaciones sobre los instrumentos antiguos que se utilizaban para la obtención del vino, la extracción del aceite, la elaboración del pan; los aperos de labranza que allí se conservan… Desde este lagar bajamos a la zona recreativa donde están los hogares de las barbacoas, para recordar la importancia que tuvo el desaparecido Lagar de Benefique, del que sólo se conservan unos muros y un mirto centenario. Después paseamos por el recorrido circular que transcurre paralelo al arroyo Chaperas, pasa cerca de las ruinas del lagar de Pacheco bajo, cruza un puente de madera y vuelve por la pista forestal hasta Torrijos.

La jornada terminó con un variado y abundante menú en la venta Puerto del León, donde  todos quedamos -al decir de los participantes- muy satisfechos.

Paseo otoñal por La Mayora

El 14 de octubre visitamos la finca La Mayora dentro de nuestro ciclo ”Paseos otoñales”

La Estación Experimental La Mayora, situada en la localidad de Algarrobo, ha pasado a la historia por introducir los primeros cultivos de fresón de España, que se extendieron primero por la provincia de Málaga y más adelante dieron lugar a la industria del fresón en Huelva. Impulsó además el desarrollo de los cultivos subtropicales, como el aguacate y el mango, hoy claves en la economía de Málaga.

Nos guió don Antonio Cordón, que comenzó con una charla informativa sobre el origen de la Estación Experimental gracias a un convenio hispano-alemán; nos explicó el paso de los primitivos cultivos de viñas, almendros, algarrobos, a los de aguacates y fresas, así como sus actividades e investigaciones de mejora genética, protección vegetal a virus, hongos y bacterias y resistencia a las enfermedades. También supimos de los distintos programas de investigación y publicaciones que desarrollan.

Paseamos por la finca, visitando en primer lugar el arboretum donde tuvimos ocasión de conocer plantas como estevia, citronela, jengibre, moringa, mamey, zapote chiclero, clavo, cacao, feijoa, café, guapurú, pacay, pitanga, níspero, guayabo… Después pasamos a recorrer parte de la finca (tiene unas 50 hectáreas) en sus distintas parcelas de variedades de aguacate, ensayo de patrones de mango más resistentes, lima, ensayo de chirimoya sin semilla y toda clase de cultivos subtropicales. Aprendimos mucho de selección, polinización, hibridación…, lo que agradecemos a nuestro amable acompañante, a la vez que pasamos una encantadora mañana entre amigos.