Visita al Cementerio Inglés y Jardines

El sábado 5 de mayo visitamos el cementerio inglés. Fundado en 1831 por el cónsul británico William Mark para los enterramientos de los no católicos, es el cementerio protestante más antiguo de la península (alberga 5 confesiones, 13 nacionalidades). La primera persona enterrada allí fue George Stephens, propietario de un bergantín, que se ahogó en el puerto en 1831. Ese mismo año se levantó un muro, y fue Robert Boyd el primer enterrado intramuros: había sido fusilado junto al general Torrijos en la insurrección de los liberales en diciembre de ese año. Este cementerio amurallado ofrece una forma especial pues sus tumbas están construidas con ladrillo cocido y cubiertas de simbólicas conchas en su parte superior; son iguales y bastantes de ellas pertenecen a niños víctimas de diferentes epidemias de mediados del XIX

Nos detuvimos en cada tumba de personajes históricos importantes para Málaga, como Joseph Noble cuyos herederos donaron el Hospital Noble a la ciudad para mejorar las instalaciones médicas de Málaga; los fallecidos de las fuerzas armadas aliadas de la segunda guerra mundial enterrados allí en 1946, los 42 ahogados en el hundimiento de fragata Gneisenau en 1900; George Langworthy, el inglés de la “peseta”, fundador del primer hotel en 1930. Las tumbas de los escritores, sencillas las del poeta Jorge Guillén y de los escritores Gerald Brenan y Gamel Wooslsey, su mujer,  las de James Knowles, Aarne Haapakoski, la economista Marjorie Grice-Hutchinson. En todas ellas analizamos los símbolos que ya habíamos aprendido gracias al doctor don Francisco Rodríguez Marín en nuestra visita al cementerio de San Miguel en junio pasado: la bella estatua del ángel que porta una cruz en la tumba de Mary Ann Plews, el emotivo poema de María Victoria Atencia en la de Violette Pautard. Visitamos la vivienda neogótica de 1856 o casa del guarda, la iglesia de Saint  George, primera iglesia anglicana de la España peninsular en 1869, admiramos sus vidrieras.

Unido a los valores históricos, artísticos y literarios nos interesa el botánico, que Juan José Ruiz Benítez nos fue explicando con todo detalle mientras paseábamos. Nos enseñó a distinguir especies de pino, haciendo que nos fijáramos en los hacecillos de acículas, en las semillas, color, tamaño,  corteza,  tronco; nos orientó sobre sus características, la polinización, los usos de la madera; Así fuimos repasando la riqueza botánica del cementerio, los cipreses-tuya, algarrobo que fue sucedáneo del café, cuya semilla fue medida de quilate y  su harina (harina de garrofín) se usa como espesante natural para la industria alimentaria, el falso pimentero y el lentisco, la pita , la yuca; arrayán, jazmines, celestina, morales, pitosporum, ficus elástica, cactus, romero, bambú, aligustre, jacaranda…Satisfizo cuanta curiosidad despertaban sus explicaciones con amenidad y sapiencia. Gracias a su generosidad fue una provechosa y deliciosa mañana primaveral.

Paseo primaveral por los jardines y las cubiertas de la catedral

El sábado 21 de abril visitamos los jardines y las cubiertas de la catedral gran número de socios acompañados por nuestro querido amigo Juan José Ruiz Benítez quien una vez más demostró su gran sabiduría a través de su agradable manera de enseñar. Divididos en dos grupos, fuimos recorriendo uno los jardines mientras el otro paseaba por las cubiertas y viceversa.

Destacan, aparte de las maravillosas vistas que se disfrutan de la ciudad,  Gibralfaro, la Alcazaba, diversos elementos en los que nos íbamos fijando conforme subíamos: el diseño de la escalera, en un principio de sección cuadrada con tramos en cerrada espiral que se admiran por su elaborada construcción; en la puerta de acceso al Archivo, la bóveda de la entrada  se desplaza en diagonal formando una estructura que resuelve tanto  el paso entre escalera y habitación como la cubrición. A media altura, desde una saetera  se aprecian pilares rematados con capiteles que difícilmente se pueden admirar desde la calle. Es una vista espléndida.

En la primera salida al exterior se hace un recorrido circular paseando por el perímetro de la Catedral. En la salida hacia lo que se ha llamado “la quinta fachada” -dada la belleza y excelencia constructiva- hay posibilidad de acercarse a través de pasillos al aire libre con balaustradas y rejas que dan a la Plaza del Obispo. Este punto de vista es fundamental para captar la monumentalidad del conjunto. En este nivel también está el acceso al cuerpo de campanas y el cupulín de la torre. Los relojes exteriores están pintados sobre la piedra y tienen un diámetro de más de 3 metros.

Las bóvedas corresponden a las capillas, crucero y altar mayor. Están construidas en ladrillo cerámico cuya forma es diferente para ir adaptándose a las curvaturas, tanto en circunferencia como en su adaptación hasta cerrar en altura; en la actualidad no vemos  las originales sino las restauradas que las cubren. Desde aquí se admiran también las zonas altas de las torres adosadas, con forma de un semicírculo prolongado. Su construcción se debe a la intención de seguir el diseño del Templo de Salomón, tal y como se puede apreciar desde los jardines de la Puerta de las Cadenas.

Comenzamos a visitar los jardines por el patio del Sagrario el primer grupo, por el patio de los naranjos el segundo. Diseñados por el arquitecto Fernando Guerrero-Strachan Rosado, se construyeron  en 1941;
elevados  sobre el nivel de la calle, dominan las líneas geométricas y horizontales de reminiscencias hispano-musulmanas. Los jardines de la Catedral poseen gran variedad de especies botánicas que Juan José conoce y de las que explica  origen, características, variedades, historia, propiedades, usos…Así,  entre anécdotas y  curiosidades, repasamos los más conocidos: el almez centenario, el ciprés, ficus, rosal, ave del paraíso, hibiscus;  los cítricos: naranjo amargo, mandarino; aligustre, palmera canaria, palmera datilera y washingtonia… Y las especies más raras ¡Gracias, Juan José, por tan magnífica mañana de sábado!

L1110223-Cubiertas Catedral
« 1 de 4 »

XII EDICIÓN CONCURSO FOTOGRÁFICO JARDÍN BOTÁNICO-HISTÓRICO LA CONCEPCIÓN

Un año más se convoca nuestro Concurso de Fotos del Jardín Botánico… y van XII ediciones. Junto con la dirección del propio Jardín de la Concepción y patrocinado por Viveros Guzmán, el plazo de presentación de imágenes digitales es hasta el 20 de mayo de 2018. La ganadora será la que se publique en el gran Calendario 2019 y habrá otras más seleccionadas para el almanaque.

Con las ganadoras y muchas otras seleccionadas haremos una exposición en la Sala de exposiciones de la Concepción. Puede consultar las bases oficiales en nuestra web en la siguiente dirección:

BASES CONCURSO FOTOGRAFÍA 2018

 

75 Aniversario de la declaración del Jardín La Concepción como BIC

Mosaico Jardín Histórico

El 27 de septiembre de 1943 se declaraba “el Parque de La Concepción de Málaga como Jardín Artístico quedando bajo el amparo de la Ley de Tesoro Artístico”, el equivalente de los actuales Bienes de Interés Cultural. Son 75 años donde ha tenido muchas luces y sombras, momentos difíciles y otros felices hasta llegar al interesante y rico jardín que conocemos hoy. Y aunque no hay ninguna actividad o mención programada por parte de La Concepción para celebrar este aniversario creemos interesante al menos un artículo que lo rememore.

El Jardín de La Concepción era originariamente una finca de recreo, creada por los Marqueses de Casa Loring a partir de la adquisición de varias fincas colindantes en 1855. Fueron ellos los que crearon la mayor parte del conocido actualmente como Jardín Histórico, que a la postre fue el que hace 75 años se declaró Jardín Artístico. Vendida en 1911 a la familia Echevarría Echevarrieta que mantuvo el primer diseño de los Loring, ampliando, reformando y completando el magnífico jardín botánico del que hoy disfrutamos todos. Fue bajo su mano cuando en 1943 fue declarado Jardín artístico, después llamado Monumento Nacional y hoy en día Bien de Interés Cultural.

BOE del 10 de Octubre de 1943

La Concepción es declarado Jardín Artístico el 27 de septiembre de 1943, lo que se hizo oficial tras la publicación en el BOE de dicha declaración el 10 de octubre de ese mismo año (puedes descargar el pdf AQUÍ). Es muy curioso como describe el BOE la finca indicando que “sus magníficos jardines pueden ser estimados como uno de los más deliciosos parajes que embellecen aquellos contornos”. Y no se para en elogios, tras describir como fue construido por los Loring un jardín que produce la sensación de no seguir un orden o una planificación previa, aseguran que fue realizado a partir de una planificación inteligente. Refiere el BOE que aprovechando los desniveles del terreno se crea “un frondoso y accidentado bosque, el más acertado de conjunto de hermosas alamedas, serpenteantes senderos, estanques, cascadas, puentecillos rústicos, grutas, praderas, invernaderos, glorietas, pérgolas, túneles de verdura y todo cuanto, en suma, la fantasía y el arte, al servicio de la Naturaleza, han podido crear”.

Postal de La Concepción mediados del siglo XX

En esa época de 1943 ya estaba plenamente desarrollado la zona creada por los Loring y muy avanzada todas la “nuevas zonas” de los Echevarría . Época de esplendor vegetal, grandes árboles y palmeras, así como hermosas cascadas que se pueden apreciar en fotos y postales que se conservan de la época. A la muerte de Amalia Echevarrieta sin hijos en 1953 (su marido había fallecido pocos años antes) es su hermano Horacio, un importante empresario vasco, quien se hace cargo de La Concepción, manteniendo el nivel y calidad del monumento. Pero a la muerte de este en 1963 comienza un periodo de decadencia pues sus herederos apenas se ocupan de su mantenimiento y mucho menos de ampliarlo o mejorarlo. Casi treinta años de decadencia en los que la madre naturaleza vigiló por la conservación de tan increíble entorno embelleciendo a su manera los caminos, cascadas y pérgolas. Pero esto no era suficiente.

En 1990 el evidente abandono de un monumento nacional, justifico la intervención del Ayuntamiento de Málaga que compra La Concepción para restaurarla y devolverle su belleza y grandeza. Cuatro años de buenos profesionales, inversión, planificación y aciertos hicieron que el 21 de junio de 1994 abriera sus puertas como monumento publico para todo aquel que quiera visitarlo. El año que viene hará 25 años de su apertura al publico y en estos años se han arreglado caminos, dotado de infraestructura hídrica, restaurado el palacio y creados nuevos e importantes espacios botánicos que son la envidia en Europa. El Ayuntamiento de Málaga ha conseguido trasformar “un monte con un jardín histórico rodeado de bosque mediterráneo” en un jardín botánico romántico rodeado de varios jardines botánicos modernos y otros interesantes espacios menores todos de gran calidad y belleza. Un monumento donde aprender historia y botanica, ciencia y arte, belleza y sapiencia en un solo lugar, que ademas es todo un paraíso.

Nuevos paneles históricos en La Concepción

Aunque no todo han sido luces porque en los años de la última crisis, la falta de inversión pública provoco un deterioro como monumento bastante evidente. Denunciado por la Asociación de Amigos en lo intimo y por funcionarios en prensa, ese deterioro esta superado con nuevas inversiones en personal, dotaciones de especies o la reciente recuperación de paneles para explicar la historia de esta maravilla malagueña. Pero aun queda mucho por hacer, en un monumento de esta calidad y belleza siempre queda mucho por hacer. El uso como parque para mercadillos domingueros, la gran promoción para bodas y otras fiestas frente a la poca promoción como monumento con ausencia de audioguias, material divulgativo o actividades botánicas que pongan en valor La Concepción como BIC, sigue siendo asignatura pendiente.  De hecho a  día de hoy, ni siquiera hay planificadas actividades para celebrar este 75 aniversario de la Concepción como monumento histórico…

Sirva este pequeño articulo como homenaje a uno de los más deliciosos parajes que embellecen estos contornos, en su 75 aniversario como declaracion de Bien de Interés Cultural. Si aun no lo conoces este 75 aniversario puede ser una estupenda excusa.